Origen, significado e historia del apellido Iglesias

Todo lo que no sabes del apellido Iglesias.

Algunos tratadistas dicen que el origen, significado e historia del apellido Iglesias proviene de apodos relacionados con el sustantivo -iglesia-, aplicados por personas que vivían cercanas a una iglesia, que eran cuidadores de una de ellas, que se hallaban vinculadas a una determinada iglesia, etc. Este apellido es el mismo que el de Iglesia (en singular) según aparece en numerosos libros.

Este artículo está redactado por el Gabinete Heráldico, donde podrás adquirir muchos y preciosos productos para familias con el apellido Iglesias. Visita su web:

https://www.heraldico.com

Origen, significado e historia del apellido Iglesias
Escudo del apellido Iglesias

Según el tratadista Carlos Platero Fernández, en su obra «Los Apellidos en Canarias», relativo al origen, significado e historia del apellido Iglesias, este es un apellido de origen toponímico cuya grafía proviene del vocablo en latín «ecclesia» y éste del griego «ekklesia» que se traduce por «congregación» y entre otras, de las muchas acepciones que tiene esta voz, es el conjunto de clero y el pueblo cristiano de un determinado ámbito geográfico o cronológico y también el templo cristiano. Como topónimo puede ser un municipio y partido judicial de la provincia de Burgos también llamado: «Iglesias»; además suele ser topónimo en varios lugares de España.

Al parecer hay una leyenda que hace tronco de este linaje y apellido a Álvaro Iglesia que ya en el año 725 se defendió de los moros desde una ermita.

Carlos Platero dice que es de origen cántabro, con casa solariega por las cercanías de Cabuérniga, en las Montañas de Santander y también tuvo solar en los Montes de León y, en Galicia, hubo asimismo solares suyos en Cangas y Redondela, provincia de Pontevedra, y en el municipio de Valadouro, Lugo, además de otros lugares..

No existen muchos datos sobre el origen de este apellido, al que se supone muy antiguo, en un lejano pasado que llega hasta el tiempo de los godos.

Se considera como progenitor del origen del linaje a don Alvar de Iglesias o de la Iglesia, un esforzado guerrero que allá por los años 725, cuando el invicto don Pelayo reconquistó la ciudad de León, se hizo fuerte ante el ataque de los moros en una iglesia o ermita, posteriormente llamada San Pedro de Cavatuenta y con sólo ciento cincuenta hombres aguantó las embestidas de más de cinco mil enemigos, defendiéndola con tal ardor, que dió muerte a más de dos mil moros.

En memoria de dicha hazaña, hizo a la iglesia cabeza de las demás que en el término había, la cual con el tiempo recayó bajo la casa y patrimonio de los Marqueses de Total. Así lo afirman don Miguel de Salazar, capellán de honor y Rey de Armas del rey don Fernando IV, al igual que don Juan de Mendoza, en sus respectivos «Nobiliarios» y también lo hace don Jorge de Montemayor en su «Sumaria Investigación de Linajes Nobles del Reino de Galicia».

Por su parte, Salazar, tiene una versión distinta acerca del origen, significado e historia del apellido Iglesias . Dice que eran pecheros en el lugar de Salceda, en el concejo del Valle de Poblaciones, del partido judicial de Cabuérniga, en la provincia de Santander. Sí que es muy cierto, que en esta provincia hubo otras casas de Iglesias en el lugar de Valles, del Ayuntamiento de Reocín y partido judicial de Torrelavega: en Santillana y en San Vicente de la Barquera, en la Merindad de Trasmiera y en la ciudad de Santander.

Otras casas de este linaje Iglesias radicaron en la Montaña de León, otras las hubo en Galicia, en el Valle de Canagás y en la feligresía de Santa Eulalia de Trugulfe, partido judicial de Mondoñedo, (Lugo), y otra en la villa de Torreiglesias, del partido de Segovia y, finalmente, otra en Carrascosa de Arriba, del partido judicial de Burgo de Osma, (Soria).

El apellido Iglesias, tras extenderse por los lugares anteriormente citados, pasó el Nuevo Mundo, donde ya se encontró presente desde los primeros momentos de su conquista y colonización.

Origen, significado e historia del apellido Iglesias en América

En noviembre de 1524, Rodrigo Galván de Bastidas, capituló con los reyes la exploración y conquista de las nuevas tierras.

Por aquellas fechas resultaba muy difícil encontrar navíos en Cuba, por habérselos llevado todos don Hernán Cortés para emprender la conquista de Méjico.

No obstante, Bastidas, consiguió algunos barcos, no en muy buenas condiciones y con doscientos cuarenta hombres desembarcó en las costas de Venezuela.

En este grupo de conquistadores iba Diego de Iglesias Gajarte, de quien se ignora el lugar de su nacimiento, primero de los de este apellido que pasaron a América.

Entre los hombres de Bastidas comenzó a cundir el descontento al no encontrar el oro que se les había prometido, y en su lugar las penalidades se cebaron en ellos, teniendo que resistir un clima al que no estaban acostumbrados, las fiebres y los ataques de los indígenas, los feroces caribes.

El teniente de Bastidas, Pedro de Villafuerte encabezó una rebelión y cuando el jefe de la expedición, quiso imponerse, recibió una puñalada por parte de su subordinado, quedando malherido, y si no fue rematado por el enfurecido Villafuerte fue gracias a la intervención de Diego Iglesias que consiguió salvarle la vida y haciéndole embarcar en uno de los navíos lo envió de regreso a Santo Domingo.

En Venezuela quedaron los demás hasta la llegada de Pedro de Heredia que como sucesor de Bastidas, venía a hacerse cargo del mando, pero Rodrigo Álvarez Palomino, que se había hecho dueño de la situación, se negó a reconocerlo como su jefe, con lo que de nuevo estalló la querella entre los españoles.

Se tiene noticia de que Diego Iglesias se puso de parte del recién llegado, acatando su nombramiento de Adelantado y lo hizo con mucho juicio, porque en la pelea, resultó derrotado Álvarez Palomino que al intentar huir, cayó en un río donde pereció ahogado.

A partir de este momento, se pierde la pista de Diego de Iglesias.

No poseemos antecedentes de qué pudo ser de él, si murió en combate contra los indios, si de fiebres, de muerte natural o, por el contrario, vivió para establecerse en las nuevas tierras.

De todos modos, si no fue él, otros de este apellido se encargaron de que la descendencia española en el Nuevo Mundo quedara asegurada.

En Méjico floreció en el siglo XIX, un célebre político, don José María Iglesias, que fue ministro en el gobierno de Benito Juárez cuando este luchaba para expulsar a los franceses de su patria, que, por orden del emperador Napoleón III, trataban de imponer una monarquía hereditaria en Méjico, en la persona del archiduque austríaco Maximiliano.

En Perú también hubo otra rama del apellido Iglesias y de ella puede destacarse a Miguel Iglesias, senador, que fue presidente provisional de aquella república y al que un golpe militar derrocó, lo que le obligó a exiliarse.

También en Costa Rica hubo otra línea de este apellido, Rafael Iglesias y Castro fue un político costarricense que después de ocupar las carteras de los Ministerios de Guerra y, posteriormente, de Hacienda, fue elegido Presidente de aquel país.

En el origen, significado e historia del apellido Iglesias aparece un apellido compuesto: Fernández Iglesias. Lo fue desde muy antiguo, pero ni consta la fecha en que sucedió, ni las causas que lo motivaron. Posiblemente fue debido a algún entronque matrimonial. Hay que decir que esta familia de los Fernández Iglesias utiliza un escudo con armas muy parecidas a las del linaje Iglesias, pero lo hace en partido, añadiendo en un cuartel otras armas.

En Asturias tuvo casas solares en El Franco, Langreo, Piloña y Prendones.

En Navarra tuvo casa solar en la villa de Miranda de Arga, de la Merindad de Olite, su dueño Johan Iglesias, documentada en la Fogueración navarra de 1329.

En Aragón radicaron sus casas solares en Biniés, sus dueños Johan de la Yglesia y Miguel de la Yglesia; en Berdún, su dueño Miguel de la Yglesia, y en Arasanz de Urmella (todo en Huesca), su dueño Peri de Sus la Yglesia, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

El origen, significado e historia del apellido Iglesias en Cataluña es este: tuvo casas solares en La Garriga, su dueño Bertomeu Iglesias, documentada en la Fogueración catalana de 1553; en San Martín Sasgayolas; Teyá (todo en Barcelona), así como en Corsá y Olot (Girona).

En las provincias de La Coruña, Lugo, Orense, Pontevedra, Burgos, Girona, Jaén, León, Lleida, Oviedo, Santander y Vizcaya, existen lugares denominados Iglesia, La Iglesia o Iglesias, que quizás tengan relación con este linaje.

Vasco de la Iglesia, vecino y originario de la feligresía de San Cosmede (Lugo), obtuvo ejecutoria de hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 9 de Mayo de 1495. Era hijo de Juan Rodríguez de la Iglesia, vecinos de San Cosmede, que fue a la guerra de Ariza con Don Juan II, y de Teresa de Villa, y nieto paterno de Alfonso Rodríguez, vecino de San Cosmede, y de Elvira Fernández.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Antonio de la Iglesia, vecino del concejo de Las Regueras (Asturias), en 1687; Antonio y Miguel de Iglesia (hijos de Francisco de Iglesia), en 1797; José de Iglesia, vecino de Villanueva, del valle de Ribadedeva (Asturias), en 1797; Domingo de Iglesia, vecino de Pozuelo, en 1564; Francisco de la Iglesia, vecino de San Pedro Castañero (León), en 1547; Manuel de Iglesia, vecino de Revilla, en 1736; Vicente de la Iglesia, vecino de Paradina, de la tierra de la Somoza, en 1757; Antonio y Juan de Iglesia y la Torre, vecinos de Labarces (Cantabria), en 1781, y Antonio y Miguel Iglesias Ceballos, vecinos de El Tojo, del valle de Cabuérniga (Cantabria), en 1817.

Probaron su nobleza ante la Real Audiencia de Oviedo: Juan Iglesia, vecino de Peón, en 1824; Manuel Iglesia, vecino de Condado, en 1815; Manuel y Manuel Iglesia, en 1787; Manuel Iglesia-Acevedo y Menéndez-San Julián, vecino de Navia y originario de El Franco, en 1794; Manuel Iglesia y Martínez, vecino de Trelles y originario de Prendones, en 1826; Antonio Iglesia Sánchez y Tomás, vecino de Cangas de Onís y originario de Castiello, en 1794; Jerónimo, Antonio y Ventura Iglesia Suárez y Cueto, naturales de Bello, vecinos de Aller y originarios de Piloña, en 1804; Manuel Iglesia y Zapico, vecino de Serrapio y originario de Langreo, en 1794, y José Damián Iglesias Bustillo Escandón y Roiz, natural de Pendueles y vecino de Vidiago, en 1789.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Bartolomé Iglesia y Pradeda, natural de San Martín de Caraño (Lugo), para Oficial, en Galicia, en 1614, y Juan Iglesia Rodríguez, natural de Villar, presbítero, para Calificador, en Lima, en 1817.

Alfonso de la Iglesia, vecino de Castrotierra (León), obtuvo confirmación del Rey Don Enrique IV de un privilegio de hidalguía en Segovia el 27 de Noviembre de 1465.

Francisco y Raimundo de la Iglesia, vecinos de Cádiz, obtuvieron privilegio de hidalguía en 1773.

José Iglesias obtuvo expediente sobre privilegio de Caballero Noble en 1823.

José, Dionisio y Manuel Iglesias Angulo García y Renovales, naturales de Arcentales (Vizcaya) y vecinos de México, probaron su nobleza ante el Teniente Corregidor de Valmaseda (Vizcaya) en 1793.

Gerónimo de Iglesias, natural de Sant Martí Sesgayoles, Caballero, Carlán de Biosca, fue habilitado por el Brazo Militar en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1626.

Lázaro Iglesias, Ciudadano Honrado de Barcelona, fue elevado a dicha dignidad el 10 de Noviembre de 1638. Fue habilitado por el Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1640.

Juan de la Iglesia, natural de Biniés (Huesca), Bachiller en Artes y Sagrada Teología, hizo expediente de limpieza de sangre para ingresar en el Colegio Real de San Vicente Mártir de la Universidad de Huesca en 1706. Era hijo de Juan de la Iglesia y de María de Urux y nieto paterno de Jorge la Iglesia y de María López.

En el Archivo Municipal de Santiago de Compostela (La Coruña) constan los expedientes de hidalguía de Francisco de Iglesia Correa, en 1746, y Bartolomé de la Iglesia Rey, natural de Santiago de Compostela y vecino y residente en Santiago de Guatemala, en 1755.

En el Archivo Municipal de Santiago de Compostela consta el expediente de limpieza de sangre de Dámaso Iglesias Lago, natural de Redondela (Pontevedra), Magistral de Orense, en 1815.

Hicieron expediente de limpieza de sangre ante la Justicia ordinaria de El Ferrol (La Coruña): Pascual de la Iglesia, vecino de El Ferrol (hijo de Alonso de la Iglesia y de Antonia Vázquez y nieto paterno de Francisco de la Iglesia y de Antonia Fernández), en 1769, y Domingo Antonio de la Iglesia, vecino de El Ferrol, soltero (hijo de Leonardo de la Iglesia, Capitán de Brulote de Artillería de Marina, y de Ángela Smith, y nieto paterno de Manuel de la Iglesia, Administrador de Tabacos en Chantada, y de Manuela Muñoz), en 1798.

Manuel María y Rafael de la Iglesia y Darracq, nacidos en Cádiz en 1778 y 1783, respectivamente, ingresaron en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1793 y 1800, respectivamente.

D. Andrés Iglesias Álvarez casado con Doña Francisca Álvarez, ambos naturales de la feligresía de San Román de Sajamonde, inmediata a Redondela, tuvo por hijo a D. Andrés Iglesias, nacido en la feligresía de San Román de Sajamonde, casado con Doña Josefa Martínez natural de Santa María de Redondela (hija de Don Francisco Martínez y Doña Antonia de Araújo, naturales de Santa María de Redondela, también inmediata a Redondela, en cuyas calles llegaba a introducirse en no lejanos tiempos) tuvo por hijo a Don Andrés Iglesias, nacido y vecino de Redondela, casado con Doña Josefa Lago, nacida y vecina de las misma vecindad (hija de D. Manuel de Lago, natural de San Román de Sajamonde, y D. Ángela Carreira, natural de la villa de Redondela; nieta de Don Amaro de Lago y Dª Jacinta de Veiga, ambos de San Román de Sajamonde), tuvo por hijo a el Ilustrísimo Señor Don Dámaso Iglesias Lago, natural y vecino de Redondela, Canónigo magistral de la Catedral de Orense, electo Canónigo Cardenal de Santiago, para cuyo honorífico cargo hizo pruebas de limpieza de sangre (Orense, 1815), de las que extractamos la precedente genealogía; fue además Obispo de Orense.

Este apellido pasó a la provincia de Cáceres y más tarde se estableció en el sur de Badajoz.

Juan Eusebio Iglesias, natural y vecino de Torrejoncillo, en 1730 Colegial en el San Ambrosio de la Universidad de Alcalá.

Luís Lucas Iglesias, vecino de Torrejoncillo, oficio de Escribano hasta 1765, y su hijo

Juan Eusebio Iglesias, nacido en Torrejoncillo, tuvo también oficio de Escribano desde 1765.

El origen, significado e historia del apellido Iglesias de la casa de Santander es el siguiente: procedió Juan de Iglesias Botado, natural de Santander, esposo de doña Juana del Solar, de igual naturaleza, y ambos padres de Emeterio de Iglesias y del Solar, natural de Santander, que casó con Doña María Cotillo y Rivas, de la misma naturaleza (hija de Francisco Cotillo y de Doña Ana de Rivas, natural de Santander), y procrearon a Agustín de Iglesias y Cotillo, natural de Santander, Teniente Coronel del Regimiento de Milicias de Méjico y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó el 27 de Junio de 1768.

De la casa del lugar gallego de Canagas fue:

Alberto Iglesias Martínez y Ruíz, nacido en Canagas, que contrajo matrimonio con doña María Giraldes, de la misma naturaleza, y fueron padres de:

Salvador Iglesias y Giraldes, natural de Canagas que celebró su enlace con Doña Pascuala Rodríguez y Fernández (hija de Silvestre Rodríguez y de Doña Pascuala Fernández Figueroa) y tuvieron este hijo: Antonio Matías Iglesias y Rodríguez, natural de Canagas, que pasó a Chile y fue amparado en su calidad de Hidalgo por la Real Audiencia de Santiago, el 21 de Mayo de 1770. Casó en Chile con doña Dominga Bernal. Con sucesión.

A Don Indalecio Núñez Iglesias, que era Contraalmirante de la Marina, le fue concedida la Gran Cruz del Mérito Naval con distintivo blanco el 6 de Enero de 1960, por Decreto.

Fernando Iglesias Calderón, nacido en 1856 y fallecido en 1942, era Embajador de Méjico en Washington en el año 1916.

Origen, significado e historia del apellido Iglesias.

El Gabinete Heráldico, el mejor sitio de escudos, heráldica y apellidos de Internet. Tenemos editado un Libro del apellido Iglesias por solo 50 euros en PDF, también en ediciones de imprenta, en rústica y tapa dura.

Ir a la página principal del Abc de la heráldica

Deja un comentario